Segundo e intenso asalto: Viernes en el Sonorama (10.08.2012)

Si algo hace realmente especial el Sonorama, eso son las mañanas en el pueblo. Y no es sólo por los conciertos. El festival arandino ha hecho un esfuerzo por aunar música con otros aspectos de la cultura de la Ribera del Duero, dándole un peso específico en el programa de actividades a la gastronomía. Así, recién levantado el viernes, te puedes pasar por la Plaza del Trigo y, antes de empezar a disfrutar de la sesión mañanera de música, dejarte caer por uno de los cursos de cata de vinos del Centro Cultural. Sigue leyendo