Las flores salvajes de Nunatak lucen esplendorosas en Madchester Club (15.02.2020)

En lo que respecta a la música, creo que hay dos tipos de personas, a los que de verdad les mueve algo por dentro (podemos llorar, se nos pone el vello de punta, etc.) y los que su experiencia no va más allá de la recepción auditiva. Parece que esto tiene algo que ver con el cerebro, y, a los que la música nos genera esas reacciones, no nos ocurre tampoco con todos los grupos ni con todas las canciones.

Sigue leyendo