Xoel López, Zoé y Vetusta Morla brindan una noche intensa en Alcalá (20.07.2012)

Decía el gallego Xoel López que iban a empezar como un clavo a las diez. Y aunque nos salía nuestra vena escéptica, fuimos escrupulosamente puntuales a la cita en el coso alcalaíno. Por si acaso. Y menos mal, porque no se había puesto aún del todo el sol a este lado del Henares cuando, dos o tres minutos antes de las diez de la noche, empezaban a sonar los ritmos de “Hombre de ninguna parte” mientras Xoel y su banda iban apareciendo sobre el escenario. Sigue leyendo

Anuncios

Algo está cambiando en Alcalá (Sala Ego Live, 29.06.2012)

Algo está cambiando en Alcalá. Los que vivimos aquí y disfrutamos de la música en directo estamos más que acostumbrados a que la oferta en la ciudad cervantina sea limitada. Pocos locales de música en directo, pocas opciones de ver variedad de bandas y ese eterno bucle en el que desde hace años alguien decidió meternos y que garantiza que, año sí, año también, nos visiten los mismos grupos mediáticos (el año que no es Hombres G, es El canto del loco: no falla). Sigue leyendo

Vega brilla con luz propia en la noche malagueña (Live The Roof Málaga, 20.07.2012)

Después de una semana un tanto agridulce, por fin llegó el viernes y por tanto, la ansiada fecha para acudir por primera vez a un concierto organizado Live the Roof, nada más y nada menos que a un acústico de Vega -a la que el que escribe todavía no había podido ver en esta gira-. Sigue leyendo

Pulpop Festival se crece ante la adversidad (Roquetas de Mar, 07.07.2012)

Los Erizos gustamos de mantener las buenas costumbres, así que como cada año desde hace ya unos cuantos, acudimos a la Plaza de Toros de Roquetas de Mar para disfrutar del Pulpop Festival. Este año el trasfondo de crisis económica hacía dudar a los más agoreros de la continuidad del mismo. Pero nada más lejos de la realidad, este año el Pulpop ofreció un gran cartel y continuó con su carácter gratuito. Sigue leyendo

A ritmo de Jazz con Navatos (Café El Resplandor, 05.07.2012)

Hay muchas formas de ponerle fin a un día intenso. A veces, después de un buen puñado de horas de trabajo, el cuerpo pide descargar adrenalina y pegar unos cuantos saltos. Otras, sin embargo, no hay nada como un ambiente relajado, unas cañas en buenas compañía y un poco de jazz. Sigue leyendo