Palabra de Músico, apoteósico con Xoel López (Teatro Apolo, 18.11.2016)

Después de lo vivido la noche del pasado viernes en el Teatro Apolo por quien escribe estas líneas, enfrentarse al folio en blanco para intentar plasmar todas las emociones y sensaciones se hacía una tarea complicada. No es que en otras ocasiones fuera fácil, pero el haber participado en la entrevista previa al concierto podía restar objetividad a estas palabras. Así que, en vez de analizar la entrevista en sí, me voy a limitar a tratar de transmitir mis sensaciones. Adiós objetividad. Sigue leyendo

El hombre orquesta se reencuentra con Zaragoza (Oasis Club Teatro, 06.04.2013)

El tiempo desapacible parecía perseguirnos. Si con Anni fue la lluvia, a la ribera del Ebro lo que nos recibió fue un intenso cierzo, de ese que hace que la sensación térmica sea notablemente peor de lo que marca el termómetro. Apuramos los tiempos y salimos bien abrigados desde los aledaños de la Plaza del Pilar al filo de las diez, lo justo para llegar a la sala Oasis con apenas un par de minutos de margen. Sigue leyendo

Xoel se despide en La Riviera. ¡Adiós, corazón! (Madrid, 17.11.2012)

Cuando El Erizo Albino me propuso hacer la crónica de un concierto, me entraron sudores fríos. Eran sudores distintos a los que empapaban la camisa de Xoel López un sábado en La Riviera. Los suyos eran el resultado de dejarse el alma encima de un escenario. Los míos, de mi nula experiencia en el arte de escribir sobre música. Sigue leyendo

Xoel se fue… para volver (Espacio Tyce, 19.05.2012)

Dicen que para volver hay que marcharse antes. Y él hace un par de años que decidió tomárselo al pie de la letra. Adiós Deluxe; adiós España. Cogió su maleta y su guitarra y cruzó el charco para empezar una aventura que le ha llevado por mil y un rincones del continente americano. Y el proceso, además, le ha cambiado. La esencia sigue ahí; el gallego sigue siendo uno de los músicos más completos de la escena musical, de esos que pueden subirse solos a un escenario y ser el viento, la percusión, la voz y la cuerda. Pero cuando uno escucha Atlántico, su nuevo largo y el primero publicado con su propio nombre, es imposible no ver que sus canciones, que siempre han tenido una mezcla de influencias, de aquí y de allá, ahora saben un poquito más a ‘allá’. Sigue leyendo