Copiloto y su Círculo de Confianza (Sala El Sol, 22.10.2011)

La noche madrileña está templada. Es un sábado de otoño de esos en los que la lluvia se insinúa pero no llega a caer. Ideal para pasear y tomarse unas cañas antes de acudir a la cita con Copiloto y su Círculo de Confianza. La cita es en la sala Sol, el lugar elegido para presentar ante el público de la capital los temas del tercer largo del oscense, ‘El inicio, el desencanto y el círculo de confianza’. Un disco éste con el que parece que el señor Almazán va definiendo un poco más su estilo. Si “Defensa del artista que no existe” nos sirvió para conocer su música y “Un segundo luminoso” para tener claro que había llegado para quedarse, este tercero es toda una declaración de intenciones.

Con media hora de retraso sobre la hora oficial, Alberto Iniesta abre fuego y, acompañado tan sólo de un sintetizador, repasa algunos de los temas del repertorio de Ultranol, entre los que cabe destacar ‘Cortando y pegando’. Algún problemilla con el sintetizador amenaza con estropearle la noche, pero sale airoso, sonriente y simpático. Tras un breve set, deja el escenario libre para el plato principal de la noche.

Sin apenas tiempo de espera, Javier Almazán irrumpe en el escenario armado con su Rickenbacker y flanqueado por los 4 músicos que le acompañan sobre las tablas, Rafa Domínguez (guitarra, teclado y coros) y los tres miembros del Círculo de Confianza: Javier Polo (batería) Jorge Pérez (bajo) y Javier Tafalla (guitarra). E, igual que el disco, empiezan con “Prêt à Porter” y siguen con “Yo se lo tengo que decir”. No suena mal, pero en los primeros temas las guitarras -tres en total- eclipsan un poco la voz, que aún así, va ganando enteros con las canciones.

Con muy buen hacer, los cinco músicos van desgranando uno a uno los temas del último disco y recordando algunos de los antiguos, con Almazán abandonando a ratos la guitarra en favor del piano para atacar temas como “Lista de convocados” o “El modelo de Watson y Crick”.

A pesar de la entrega de la banda, la respuesta de la sala, a medio llenar, es tibia y el respetable no da sensación de estar totalmente metido en el concierto. Sólo en el tramo final parece animarse más y son temas como “Moleskine” o un gran “Salvar el día”, con la banda crecida, los que arrancan las mejores reacciones, justo antes de los bises.

Despedida en falso, un par de minutos de espera y reaparece Almazán, solo esta vez, porque explica que le apetece mucho tocar el siguiente tema pero a la banda no le ha dado tiempo prepararlo. Y así, sólo guitarra y voz, suena “Copiloto”, su carta de presentación hace más de tres años. Y suena nitidita, limpia, intensa y lo presentes se arrancan tímidamente a cantar en uno de los mejores momentos de la velada.

No queda ya casi nada y con “Vendrá Cantando” y un gran derroche de energía para rematar la faena con “Chicos en pie de guerra” dan por finalizada la velada. Y dejan claro que con Copiloto y su Círculo de Confianza, de desencanto nada.

 Copiloto & El Círculo de Confianza (Madrid, Sala El Sol – 22.10.2011)

01.  Prêt à Porter
02.  Yo se lo tengo que decir
03.  Sidecar
04.  La conjura de los necios
05.  Lista de convocados
06.  Ayuda internacional
07.  EL modelo de Watson y Crick
08.  Ya me conoces
09.  Direcciones y flechas
10.  Enésima canción de autoayuda
11.  Que tu suelo se mueva
12.  SP
13.  Yo no quiero a nadie
14.  Dotes innatas
15.  Moleskine
16.  Salva el día

Bises

17.  Copiloto
18.  Vendrá cantando
19.  Chicos en pie de guerra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s