Noche de rock joven en Madchester Club (Almería, 14.01.2012)

La noche rockera comenzó, en contra de lo que ocurrió en pasadas ocasiones, no sólo puntual, sino que el primer concierto empezó antes de la hora indicada, que era las 23:30. Como llegamos unos 10 minutos tarde, no sabemos realmente cuánto llevaban tocando The Pipermints, pero sólo escuchamos los dos últimos temas. Cuando presenciamos su interpretación de “Smells like teen spirit” no pudimos sino recordar a Ramoncín y su “Come as you are”. La juventud de los miembros de la banda era algo obvio, pero eso no debe ser excusa de una mala actuación. Para despedirse eligieron “Highway to hell” de AC/DC, demostrando un buen gusto en lo musical, pero igualmente no se puede decir que sonaran bien. Elegir temas conocidos y tan emblemáticos como esos es un arma de doble filo, que en este caso obtuvo el resultado no deseado. Al despedirse nos enteramos que era su primer concierto, algo que ablandó un poco nuestras críticas, pero no demasiado. Esperamos que para próximas ocasiones la banda haya currado más en el local de ensayo o, si es que en el local suenan mejor, sepan trasladarlo a un escenario con público.


Tras la salida del escenario del primer grupo, los madrileños Orlean ocuparon rápidamente sus posiciones y comenzaron a desgranar el repertorio incluido en su primer largo “Respira”. La banda comenzó su actuación sonando con energía pero nítidos y el cantante, además de interpretar bien los temas, sabía ganarse al público, alentándole para que el respetable dejase un poco de lado la barra y se acercase más al escenario. La soltura de la banda, tanto para ejecutar sus canciones como para interactuar con el público, daba muestras de un bagaje más que amplio para ser un grupo con su primer disco en el mercado. Durante el repertorio, hubo mención especial para Carlos Escobedo, cantante de Sôber, ya que en el disco colabora en el tema “Mírame”. El tema elegido para terminar fue “Cualquiera diría”, que corresponde al primer videoclip de la banda y que el cantante invitó a buscar en Youtube: “Pero no pongáis Orlean, que así salen la ciudad y otras cosas, poned Cualquiera diría y salimos los primeros”. Cosas de las nuevas tecnologías, entre el público se podía ver a más de uno que tras comprobarlo, daba fe de la información. Pero el que debería haber sido el último tema, no lo fue. El público pidió más, la banda, se reunió, sopesó y optaron por abordar un tema en su versión acústica, disculpándose anticipada e innecesariamente por si no salía bien. Orlean dejaron un buen sabor de boca en el público presente.


Después de Orlean, le llegó el turno a los almerienses Neverlose, que tras varios meses tocando en otras ciudades, volvían a su ciudad con muchas ganas. Abrieron su actuación con “¿Por qué?”, un tema que suena contundente y corresponde al tercer corte de su primer EP “Jugando a ser mayor”. Después de varios temas propios, incluyendo uno presentado como “XXX, porque todavía no tiene título”, la banda interpretó “Make me wanna die”, canción de The Pretty Reckles, con los que compartieron cartel en Madrid y Barcelona el verano pasado, para posteriormente seguir desgranando su repertorio con temas como “Algo de mí” y  “La Isla”.

Uno de los momentos divertidos de la noche fue cuando Neverlose invitó al batería de Orlean, Álvaro, a tocar un tema con ellos. Pero Álvaro no acudía a la llamada y Carlos, batería de Neverlose, saltó del escenario y se dio una carrera hasta la calle para llamarlo. Cosas del directo. Otro de los temas de otras bandas incluido en el setlist fue “Misery business” de Paramore, demostrando que la banda se defiende igual de bien en inglés que en castellano. En una de las últimas pausas del concierto, la vocalista del grupo, Sara, aprovechó para agradecer al público su asistencia y sobrevino el momento más surrealista y bizarro de la noche: “Sé que en Almería es difícil llenar un local con un concierto cobrando entrada, así que por eso quería agradeceros con…” y alguien le interrumpió “¡¡¡CON FUEGO!!!” todo el público soltó una carcajada y Sara continuó diciendo que con fuego no, que con más énfasis, quería dejar claro su agradecimiento al público que había acudido aquella noche a la sala Madchester. La banda cerró con “Recuerdos” y “Luz y oscuridad”, temas también incluidos en su EP. Pero ante la insistencia del público, se animaron con “All in” como bis, poniendo punto final a una noche rockera que dejó un grato recuerdo a los asistentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s