Viento Sur trae a Muerdo a Almería (Clasijazz, 27.02.2016)

Hacía casi un año que Muerdo había visitado Almería, pero aquella vez lo hizo en una actuación breve enmarcada en el ccALM Film Festival (Almería Creative Commons Film Festival) junto a otros cantautores y en la calle. En esta ocasión el recinto era mucho más agradable -la sala de conciertos de la Asociación Clasijazz- y, además, venía con nuevo trabajo bajo el brazo.

La noche en Almería era desapacible (viento y lluvia) así que dudamos si eso repercutiría en la asistencia al concierto de Muerdo. Sin embargo, pudimos comprobar que el poder de convocatoria del murciano superó las inclemencias del tiempo logrando una buena afluencia de público.

_MG_5137La apertura del concierto corrió a cargo de Dani Aguilera, también cantautor murciano, que se enfrentó con su guitarra y su voz a la difícil tarea de romper el hielo. Con una peculiar manera de cantar –casi recitando-, Dani supo captar la atención de la sala rápidamente. Sin prisa pero sin pausa, Dani dejó la guitarra e invitó a Antonio Zamora –un pianista que conoció durante la prueba de sonido- para que tocase un tema, mientras él se centraba en cantar. Volvió a la guitarra para interpretar un último tema antes de dar paso a Muerdo.

En esta ocasión, Pascual Kantero venía acompañado de El Niño Trompeta a los vientos e Iker García a la guitarra. El tema escogido para abrir su actuación fue “Claridad”, del álbum que venía a presentar, Viento Sur (Kasba Music, 2016). Terminado el tema sobrevino un aluvión de aplausos, que sería recurrente a lo largo de la noche entre tema y tema. Continuaron con “Sendero de paso lento”, también incluido en este último trabajo pero que ya pudimos disfrutar en su anterior visita. Tras “Canto pa el que esté despierto”, _MG_5145Paskual dejó la guitarra y se centró en cantar “Lux natural” y “Lejos de la ciudad”, mientras sus acompañantes seguían tocando.

A pesar de haber centrado la primera parte del repertorio en material nuevo, la acogida del público fue tan buena que parecía que fueran temas de toda la vida. La primera concesión a trabajos anteriores fue “Vueltas”, de su segundo disco Tocando tierra (Kasba Music, 2013), para la cual Pascual volvió a coger la guitarra. Siguió con “Lo bueno”, uno de los temas de su trabajo debut Flores entre el acero (2011).

Llegó entonces uno de los momentos más especiales de la velada, cuando Muerdo se quedó solo en el escenario para interpretar dos versiones “Seres extraños” -tema original de Perota Chingó- y “Puro teatro” –el tema popularizado por La Lupe-,_MG_5153 que en la voz y en el estilo de Muerdo adquirieron un nuevo matiz. El músico murciano hizo gala de su versatilidad mudándose al piano –pidiendo perdón por dar un poco la espalda- para interpretar “Piedra y cristal”, de su primer disco. Antes de interpretarlo comentó que “Va de una ruptura. No sé si alguno está pasando por eso ahora, pero si queréis lo hablamos” a lo que el público respondió con risas y aplausos, mientras el murciano apostillaba “o sí queréis llorar, los de al lado no miréis”. Si decimos que las púas de este erizo se pusieron de punta con la interpretación del tema no faltamos a la verdad –incluso puede que nos quedemos cortos-. La parte en solitario terminó con un tema más, tras el cual pidió un aplauso para sus acompañantes mientras éstos volvían al escenario.

Reanudaron el concierto con “Paisaje submarino”, que vino seguido de “No me quieras mal”, tema para el cual invitaron al escenario a Dani Aguilera. No queríamos darnos cuenta, pero estaba comenzando la recta final. Pascual presentó el tema “Sonidos” como “una canción acerca de vivir en la carretera e ir haciendo familia como vosotros por todos sitios”. Precisamente con “La canción de la carretera” continuaron, una de las más animadas y que incitaban más a bailar. Se despidieron con “Me lo prometo”, uno de los temas de su primer disco que fue recibido con vítores.

_MG_5159

Mientras abandonaban el escenario, los gritos pidiendo más y los aplausos retumbaron en la sala. A los pocos segundos volvieron para interpretar “Amor y culpa”, volviendo a despedirse, esta vez definitivamente con una versión que puso el broche de oro a la velada, “La Fiesta” de Amparanoia, que fue cantada también por el público. Mientras volvíamos a casa tarareando “La canción de la carretera” tras el concierto tuvimos claro que acudir a un directo de Muerdo es una apuesta segura, y que nosotros repetiremos siempre que nos sea posible.

Álbum de fotos

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s