Traca final del Let’s Festival: Tailor for Penguins y Fuel Fandango

Cuando parecía que el Let’s Festival había terminado, llegó la traca final. Tras la cancelación del concierto de Fuel Fandango el pasado 25 de marzo por indisposición de Nita, la organización reprogramó todo el cartel de esa noche para el 28 de abril, así que la semana pasada pudimos, por fin, quitarnos la espinita y disfrutar una vez más de la cordobesa y el canario, Ale Acosta, en directo.

Los encargados de abrir la noche fueron los barceloneses Tailor for Penguins, uno de nuestros grandes descubrimientos en esta edición, y que presentaban su primer trabajo, When we were older (Mushroom Pillow, 2016). Estos chicos traen el buen rollo y el solecito con sus temas, su sonido festivo nos llevó a imaginar que estábamos en una fiesta playera al atardecer, bailando al máximo con “Brush”, “Occasional” o “Wild Flowers”, aunque lo que nos enamoró definitivamente fue su versión de “Crazy”, de Gnarls Barkley, que transformaron y encajaron en su repertorio como si fuese suya. Les vamos a seguir la pista muy de cerca, os lo aseguramos.

Unos minutos de descanso para hacer el cambio de escenario y Fuel Fandango saltó a escena. Y la Salamandra se convirtió en una sesión ibicenca con todas las letras. Nita, comiéndose el escenario, como siempre, no paró de bailar y hacer las delicias de los fotógrafos con sus poses flamencas. Ale, alternando las guitarras eléctricas y los sintetizadores, creando esa magia electrónica que hace que el público vibre sin parar. Esa es la esencia de Fuel Fandango que nos atrapa cada vez que les vemos.

Y es que Aurora (Warner Music, 2016), su último trabajo, es una delicia para los oídos en directo. “El todo y la nada”, con la que comenzaron, le siguieron “La primavera”, “Not true” o “Toda la vida”, se entremezclaron con “Trece Lunas”, “Monkey” y “Shiny Soul”, desgranando así buena parte de la discografía del dúo. Nita hizo algunos pinitos con el catalán durante el concierto, animando a l’Hospitalet a darlo todo, como así hicimos.

Como no podía faltar, Ale se quedó solo en el escenario en algún momento, aprovechando para deleitarnos con uno de sus interludios, con el que logró que botara toda la sala al completo.

La elección para la gran despedida y cierre del concierto y el Let’s Festival fue “Salvaje”, y como bien indica su título, así bailamos y dijimos ¡hasta el año que viene, Let’s Festival!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s