Miguel Rivera deslumbra en las distancias cortas (Sala Radiolab, 17.10.2013)

_MG_5187La noche del jueves en la Sala Radiolab supuso para quien escribe esta crónica una noche de sentimientos enfrentados. Por un lado, lo pasé genial disfrutando en grata compañía de un concierto espectacular  y por otro, me cabreé bastante al comprobar que no se llegaba a la mitad del aforo. Aún hoy sigo sin entender cómo no se agotaron las entradas para presenciar el brutal acústico de Miguel Rivera (Maga) siendo el precio de las mismas muy asequible. Para mí, los acústicos son un tipo de set bastante arriesgado musicalmente hablando, porque si quien lo hace es buen músico la experiencia puede ser maravillosa, pero de lo contrario, las carencias y los fallos de ejecución pueden deslucir la actuación. En este caso, el acústico de Miguel se engloba en el primer supuesto y ahora paso a contaros en detalle.

_MG_5204Cuando Miguel Rivera salió a escena, el público lo recibió con aplausos y vítores, pero desde la lejanía. Como si hubiera un foso invisible lleno de cocodrilos, la gente se agolpó a casi 3 metros del escenario. Tras abrir su actuación con “Diecinueve”, uno de los temas más conocidos de Maga, la primera petición de Miguel fue que la gente se acercase. Una vez el público se aproximó, el músico se dirigió a los presentes “Estamos viviendo el Armagedón de la música y vosotros sois los supervivientes” (uno de los mejores símiles que he escuchado sobre el panorama del mundo musical). Para deleitar a “los supervivientes”, Miguel fue repasando temas de todo el repertorio de Maga e intercalándolos con curiosidades o anécdotas relacionadas con los mismos. Por ejemplo, antes de “Sal y otras historias” nos contó cómo “Pensaba en las nanas que le cantaría a un futuro hijo y salió esta historia”.

En más de una ocasión, Miguel se metió entre el público mientras tocaba y cantó sin micro, dejando a los asistentes boquiabiertos haciendo gala de su gran capacidad vocal. Además de repasar repertorio propio, durante _MG_5255su actuación también hubo cabida para alguna versión como “Te debo un baile”, tema de Nueva Vulcano popularizado por la versión de The New Raemon.

Cuando nos vinimos a dar cuenta Miguel se estaba despidiendo. No es que hubieran sido pocas canciones, sino que estábamos disfrutando tanto que se nos pasó el tiempo volando. Así que cuando se cerró el telón de la Sala Radiolab la gente pidió más. Pocos minutos después Miguel comenzaba a tocar tras el telón y el público respondió con aplausos, volviendo a aplaudir mientras se abría el telón en mitad del tema.  Tras interpretar algunos temas más, llegó la despedida definitiva con “Un lugar encendido”, poniendo un broche de oro a una noche en la que lo único que se echó en falta fue una respuesta más multitudinaria.

Álbum de fotos

Anuncios

2 comentarios en “Miguel Rivera deslumbra en las distancias cortas (Sala Radiolab, 17.10.2013)

  1. Quizá la falta de más público en este concierto y en otros muchos se deba en parte a la falta de más publicidad y al descontrol de horarios que hay siempre en esa sala.

    Me gusta

    • El descontrol de horarios es “la pescadilla que se muerde la cola”. Últimamente la sala está siendo puntual en su apertura, pero los conciertos se retrasan porque la gente (acostumbrada a los retrasos) llegan tarde. Si la gente sigue llegando tarde, la sala seguramente volverá a abrir más tarde, porque estar abierta sin gente consumiendo supone pérdidas.Y así seguiremos sin salir de este círculo vicioso a no ser que todos seamos puntuales. Un saludo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s