Havalina y Rufus T. Firefly, ejemplo de sinergia musical (Madchester Club, 10.01.2014)

Después de las fiestas navideñas parecía que íbamos a tener un periodo de sequía de actuaciones musicales en la capital almeriense. Pero Madchester Club nos sorprendió anunciando por Facebook y Twitter la actuación de Havalina y Rufus T. Firefly. El combinado madrileño de nóveles y consagrados, a un precio más que razonable, nos parecía que iba a suponer un gran plan para el público almeriense.

Recordando cómo de concurrida estuvo la visita anterior de Havalina a Almería (allá por 2010 en el desaparecido Lili Marlene), pusimos rumbo a la sala para llegar a la hora señalada como apertura de puertas. Nos pareció raro que no hubiera ya gente esperando. Poco a poco fue llegando algo de público, pero -a pesar de empezar con retraso- la sala no llegó a llenarse como nosotros habíamos previsto  (y deseado) aunque sí hubo un aforo considerable.  Podríamos analizar en profundidad las causas de no haber logrado un lleno total, pero se nos ocurren principalmente dos: la falta de promoción más allá de las redes sociales y la cercanía de los exámenes para los universitarios.

Centrándonos en lo musical, para nosotros era la primera vez que veíamos a Rufus T. Firefly en directo. Habíamos oído algún tema suyo en Rockola FM y vari@s amig@s nos habían recomendado al grupo; nos había gustado lo que habíamos escuchado, pero no se puede decir que fuésemos seguidores de la banda -hasta que no vemos una banda en directo no nos enganchamos, que luego hay desilusiones-. Lo que nos ofrecieron los de Aranjuez en directo nos sorprendió muy gratamente, sonaban bien y defendían sus temas con mucha solvencia.

Obviando su primer trabajo en inglés, la banda optó por centrarse en sus dos últimas producciones en castellano. Así, abrieron su concierto con el tema que da nombre a su primer EP en castellano, “La historia de nuestra obsolescencia programada”, que comienza con un suave punteo y cantado con mucha delicadeza para después liberar una ola de energía de las que te hacen entregarte completamente a su ritmo. Después vino “Test de Voight/Kampff”, un tema de tintes más oscuros, recogido en su último largo. En el setlist siguieron desgranando temas propios en castellano, como  “El día de la bicicleta” o “El séptimo continente”, pero también hubo lugar para las versiones, en este caso incluyeron “Run Thru” de My Morning Jacket.

Tras Rufus T. Firefly, le llegó el turno a Havalina. En esta ocasión volvían a Almería con un cambio de formación: Manuel Cabezali y Javier Coucerio vinieron acompañados de Jaime Olmedo (en sustitución del habitual Ignacio Celma, que tampoco vino la vez anterior). El reencuentro con el público almeriense no pudo ser más caluroso; recibidos con aplausos y vítores, los madrileños salieron al escenario empezando su actuación con “Norte”, tema incluido en su último disco de estudio, H. Aunque la mayoría del repertorio la ocuparon temas de H, intercalaron algunos de trabajos anteriores de sobra conocidos por el público como “Imperfección” o “Desierto”.

Sonando francamente bien, Havalina reconquistó a su público almeriense, demostrando una vez más porque muchos la consideramos una de las mejores bandas del panorama nacional. Además, se les veía disfrutar en el escenario y eso también ayuda a que te enganchen más si cabe. Antes de darnos cuenta ya se estaban despidiendo; no es que tocasen poco, es que cuando estás disfrutando el tiempo pasa volando. Salieron del escenario para volver unos minutos más tarde e interpretar “Las Hojas Secas” y el último tema de la noche que desató la locura generalizada, “Incursiones”. Para la interpretación del tema toda la banda bajó del escenario y se metieron entre el público, que los rodeó y se entregó completamente. En el frenesí desatado, Javier propuso subir a la barra, a lo que el público gritó animando, pero Manuel prefirió que siguieran en tierra firme. Con este apoteósico y desenfrenado final, se dio por terminada la velada, y nosotros, tras adquirir el disco de Rufus T. Firefly -los de Havalina ya los teníamos- pusimos rumbo a casa muy contentos por el gran concierto vivido y con la sensación de haber empezado con buen pie un gran año musical en el Madchester Club.

Álbum de fotos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s