Cálido Ciclo debuta a lo grande en Madrid (Matellán + Itziar Baiza, Boite Live – 13.03.2014)

Hace casi tres años vimos por primera vez sobre un escenario a Davile Matellán. Tímido, sentado y escudado por su guitarra. No habría podido imaginar que el mismo Davile, no demasiado tiempo después, llenaría de tanta energía las tablas de Boite Live. Pero cómo nos alegramos.

Porque la presentación en sociedad de Cálido Ciclo fue una fiesta en la que hubo tiempo para todo. Para cañear y tapear, primero, en la Lata de Sardinas; para disfrutar de un aperitivo musical, segundo, con Itziar Baiza y Nacho Mur sonando impecables; y para degustar bailando y cantando,tercero, el último proyecto de Matellán.

Arrancamos poco después de las siete de la tarde, en un ambiente relajado, con un par de decenas de personas charlando entre cañas, refrescos, vinos y buena comida, en la previa que Davile había organizado en La lata de sardinas. A él y a sus chicos se les podía ver de corrillo en corrillo, charlando con unos y otros, algo más inquietos según pasaban los minutos y se acercaba el gran momento. La cita era a las 21:30 pero ellos abandonaron la previa un rato antes para preparar en la sala los últimos detalles. El resto apuramos algo más y llegamos a Boite Live a la hora señalada, justo a tiempo para la apertura de puertas. Sabíamos que el aperitivo era de los que merecen la pena y no queríamos perdernos ni un minuto.

Nuestras primeras sensaciones con Itziar Baiza –aquel día que secuestró a Davile hace ya casi dos años- habían sido muy buenas y queríamos comprobar si nuestra memoria le hacía justicia. Y fue que no. Porque cuando Nacho Mur -a la guitarra- e Itziar abrieron la parte musical de la noche, volvimos a sorprendernos. Por lo nítidas y elegantes que sonaban las guitarras; por el golpe tan directo de las canciones; por la voz, a veces potente, casi guerrera; otras dulce, apenas un susurro.

Disfrutamos recordando canciones conocidas -como “El botón del pánico”- y descubriendo recién llegadas -como el “Experto en decorados” que grabarán en breve-. Y disfrutamos -mucho- del mimo con el que Nacho tocaba (solo) dos de sus guitarras. Cuando se despidieron con “Tus trucos y los míos” teníamos claro que no podíamos volver a dejar pasar dos años (y os adelantamos que, además, hemos tardado muy poco en cumplirlo).

Con el escenario prácticamente listo, la transición fue muy ágil y escasos minutos después de que Itziar y Nacho se bajasen de las tablas, volvían a apagarse las luces y el luminoso que decora el fondo del escenario cobró vida mientras por los altavoces se mezclaban acordes y melodías para anunciar lo que estaba a punto de empezar. Como no podía ser de otra forma, los primeros acordes pertenecían a una de las novedades. Nos llevaban, además, a una soleada mañana de diciembre en la que los escuchamos por primera vez entre las paredes de un local de ensayo -una mañana de la que podéis ver fotos aquí y de la que pronto os contaremos más cosas-.

Alternando los nuevos retoños con temas ya de sobra conocidos, pronto nos dimos cuenta de dos cosas: que las canciones que nos llegaron desde el principio cada vez nos gustan más -y ahí está, por ejemplo, “Otra tragedia griega”- y que con las nuevas llega también un nuevo Davile. Más enérgico, más directo, menos tímido. Y nos gusta. Mucho. Nos gusta como anima al público a cantar con él “Enérgica” y como acaba bajándose del escenario; nos gusta ver cómo disfruta mientras canta y baila “Sumergibles” con Amy Jo Doherty; nos gusta ver cómo bromea con los de la pista y cómo agradece la labor de los cuatro músicos que le acompañan, mientras intercambia miradas cómplices, sobre todo con Cárdenas, que a su izquierda le flanquea a la guitarra y que en el estudio, además, se ha encargado de las tareas de producción de Cálido Ciclo. De los mejores momentos -aunque el micro de nuestra cámara no le haga justicia- fue la colaboración de María Blanco (Mäbu) que, como en el disco, compartió con Matellán “Un mundo contigo”.

Con su homenaje particular a Juego de Tronos con “Serás Khalessi” hicieron como que se iban mientras nos animaban a pedir más. Y es que llegarían aún tres más: una vieja conocida -“Un atlas”- y dos debutantes más: “Shalma tiene un plan” -de las más enérgicas de las nuevas- y la que todo el público reclamaba insistentemente y que hace unas semanas Davile envió como adelanto a los mecenas: Rubik, que en la Boite acabó con coros colectivos y Cárdenas y Davile tocando y cantando entre el público, la mejor instantánea de una noche que prometía ser una fiesta y cumplió con todas las expectativas. Y más.

Álbum de fotos

Matellán (Madrid, Boite Live – 13.03.2014)

01. Spoiler
02. Nubes sintéticas
03. Lion’s dance
04. Mi premio nobel
05. Los dirigibles
06. Sumergibles (con Amy Jo Doherty)
07. Otra tragedia griega
08. Enérgica
09. Piel de nube
10. Cuando todas las ciudades ardan
11. Un mundo contigo (Mäbu)
12. Serás Khalessi

13. Un atlas
14. Shalma tiene un plan
15. Rubik

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s