La noche más dulce a la orilla del mar (Roquetas de Mar, 27.07.2014)

Cuando se publicó lo que el Ayuntamiento de Roquetas de Mar había preparado para la edición de “A pie de calle” de este verano, saltamos de alegría al comprobar que por fin podríamos ver en vivo a Alondra Bentley.

Hace algunos años que descubrimos a esta artista de ascendencia inglesa pero afincada en España. La descubrimos gracias a la recomendación que hicieron los maños Amaral en una entrevista ante la típica pregunta “¿Qué música escucháis actualmente?”. Desde entonces, hace ya unos cuatro años, le seguimos la pista pero no habíamos tenido ocasión de comprobar cómo se las gasta en vivo y en directo.

Al tratarse de un evento gratuito, nos pudieron los nervios, así que llegamos a la Urbanización de Roquetas bastante temprano para pillar sitio. Una vez allí comprobamos que todavía no habían empezado ni a montar el escenario y que no había nadie esperando. Así que decidimos dar una vuelta y disfrutar de la plácida noche, pero sin alejarnos mucho. Al volver habían comenzado a montar y algunas personas empezaron a colocarse por el césped –algunos muy preparados hasta con sus toallas para no mancharse-.

Pocos minutos pasaban de la hora anunciada cuando Alondra Bentley salía a escena acompañada de Nacho Ruiz. Abrieron el concierto con “One friday morning”, tema que también abre su último disco editado The Garden Room (Gran Derby Rercords, 2012). La dulzura de Alondra se expandió desde el escenario llegando a todos los rincones y haciendo que los presentes cayeran a sus pies, deshaciéndose en aplausos terminado el tema.

Roto el hielo, el concierto siguió fluyendo con naturalidad, sin prisas pero sin perder el tiempo tampoco. Así, tras unos cuantos temas, se lanzaron con una canción del “disco para niños” (y no tan niños, porque a nosotros nos encanta), que según explicó Alondra “habla sobre ese momento maravilloso de terminar los deberes” e interpretaron “Heaven is waiting”.Como buena parte del público era infantil, Alondra y Nacho decidieron hacer otra del “disco de niños” que tiene por título “Tiny”.

La noche siguió mientras los temas iban sucediéndose, alternando composiciones de toda su discografía. Cabe resaltar que una gran parte del público no conocía las canciones, pero eso no fue obstáculo alguno para Alondra y Nacho, que con su buen hacer sobre las tablas supieron hacer al público partícipe y lograr que todos disfrutásemos de una estupenda velada a la orilla del mar.

Tras “My sister and me”, Alondra cedió su protagonismo a Nacho, que interpretó “Only she knows”, un tema de su proyecto personal Nine Stories que tuvo muy buena acogida por parte del público. Posteriormente anunciaron la despedida con “Don’t worry daddy” y terminado el tema se proponían bajar del escenario cuando el público reclamó más. Así que volvieron a la palestra e interpretaron “The break of dawn” y “Giants are windmills” para poner un broche de oro a una noche mágica. Esperamos que tras esta primera visita tan exitosa a esta tierra no tengamos que esperar mucho para volver a verla por aquí.

Álbum de fotos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s