El veneno de Superfortess deja buen sabor de boca en Almería (Madchester Club, 19.10.2018)

El viernes 19 de octubre pusimos rumbo a Madchester Club, por primera vez esta temporada (el concierto de Rufus T. Firefly nos pilló fuera de Almería), para reencontrarnos con Superfortress, que en esta ocasión presentaban nuevo EP, Veneno (Zona Rock Productions, 2018).

_MG_2690

Todo estaba a punto para empezar puntualmente a la hora anunciada, la medianoche, pero por primera vez en la historia de la sala (que nosotros recordemos) Ernesto, el técnico de sonido, se despistó y llegó unos minutos tarde, pero sin mayor trascendencia. El concierto comenzó con “Proud to tress” de su largo Human Race Sucks (Clifford Records, 2016), un tema corto pero de alta intensidad, preludio de lo que nos deparaba la noche.

_MG_2739

Juanese (batería), Alberto (bajo) y Last Splash (guitarra y voz), derrocharon energía desde el escenario, entregándose completamente y obteniendo por parte del público una respuesta recíproca, en un bucle que fue retroalimentándose canción a canción, hasta llegar a la apoteósis final.

Por el camino, pudimos disfrutar de temas de trabajos anteriores como “Lion” o “Money Maker”. También tenemos que destacar las múltiples colaboraciones que se fueron sucediendo en el escenario. La primera colaboración vino de la mano de Jose Luis Rojas, gerente de la sala, que subió a tocar la armónica en “Bones”. El siguiente en subirse a las tablas con el trío almeriense fue Pike Cavalero, que ha estado a los mandos de la producción del EP, y que se subió a cantar con ellos “Oh Lord”. En “Physical” subió a cantar Fran López, artista tatuador y propietario de la Sala Vampiras, encargado del artwork del EP, en lo que nos pareció una colaboracion totalmente espontánea, pero que funcionó bastante bien.

Lo que sí estaba preparado era la siguiente

_MG_2826
colaboración que pudimos disfrutar, la de Lidia Lipss al saxo en “Antidote”, gran interpretación que fue muy bien acogida por los presentes. Lo de Moisés Belmonte, mitad responsable del programa Toma 21 de Candil Radio y origen del Happy Moi Fest, no sabemos si definirlo como una performance, pero si el público ya estaba totalmente entregado, cuando Moisés saltó al escenario, abrió dos botellas de ¿Thunder Bitch? y se puso a repartir a chorro a todo aquel que ponía el morro, aquello ya fue una locura, con invasión de escenario incluida.

_MG_2860

La última colaboración vino de la mano de Carlos Martín, guitarra y voz de The Blackadders, que subió a cantar “Bucle” con Superfortress. Terminado el tema, el trío anunció que quedaban dos más y que no habría bises. Y así lo hicieron, tras “La chica” y “Pindown” se despidieron de un público que mostró su entrega hasta el final, cerrando con vítores y un sonoro aplauso.
El balance de la noche fue sin duda positivo; la entrega del grupo sobre el escenario, sus interpretaciones con garra pero sin llegar a la estridencia, y esos ritmos que te impedían quedarte quieto, fueron la mejor forma de comenzar el fin de semana.

Para ver el álbum de fotos completo pincha en la imagen inferior

_MG_2883

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s