Pulpop 2019: a pesar del buen nivel, el público sigue llegando tarde el viernes

El viernes 05 de julio pusimos rumbo una vez más a Roquetas de Mar para disfrutar de una nueva edición de Pulpop Festival, que este año cumplía las 15 primaveras, veranos en este caso.

_MG_8487

La jornada del viernes comenzaba puntualmente con la apertura de puertas a las 21h. Media hora más tarde, y aún con poco público en el coso roquetero, los miembros de la formación sevillana Scoff salían al escenario. Un escenario que este año prescindía de pantallas para visuales y, a nuestro parecer, con menos iluminación que en otras ediciones.

Scoff, primer finalista del Concurso de Jóvenes Valores “Andrés Reyes”, salió con energía, entregándose completamente sobre las tablas. Habría poco público, pero eso no desmotivo a los sevillanos, que presentaron su EP Specialist y algún tema nuevo “que ni siquiera tiene nombre, le llamamos el bailongo”, comentaba su cantante antes de poner a bailar a los presentes. Nosotros vimos en su tiempo de actuación a un grupo joven, con camino para mejorar, pero con mucho potencial y una gran actitud.

_MG_8610

Tras Scoff le llegó el turno a Doctor Lobo. Si de Scoff destacamos la frescura y la juventud, de Doctor Lobo hay que destacar la épica que transmiten y su experiencia sobre las tablas. Los valencianos abrieron su tiempo de actuación con “Antibalas”, de su tercer disco La zona neutral (Polar Records, 2019), del que sonaron otros temas como “Nuevo orden”. Pero no sólo presentaron su último trabajo, sino que también incluyeron en el repertorio algunos temas de discos anteriores como “Desde lejos”, más luminoso y melódico que los temas más recientes, que tienen una factura más oscura y contundente.

El tercer y último grupo finalista del concurso fue Naponia. De lejos, el que más

_MG_8620

seguidores fieles tenía entre el público; de hecho, había un grupo bastante grande que cantaba todas las canciones. El grupo, procedente de la vecina Murcia, tardó poco en ganarse al público con temas como “El mosquito” o “Que empiece el baile”, que fue el elegido para cerrar su actuación. A nosotros la propuesta nos dejó algo tibios; ellos estaban entregados, pero el resultado nos parecía a medio gas.

Con la finalización del concurso, llegó más público al coso roquetero, algo que sinceramente a quien escribe estas líneas le da algo de rabia, pues parece que la gente piense que, por tratarse del concurso de bandas, no se pierden nada.

_MG_8753

Ante una plaza con bastante más publico, se presentó Trepàt por fin, despues de años sin pasar por ningún escenario de la provincia. Aprovecharon la ocasión para, además de hacernos vibrar con algunos de sus temas ya conocidos, presentar algunos de lo que vendrá próximamente. Entre los que sonaron se encuentran “Retrofestiva”, “El amor está en la tierra” o “Torturas en los bares”. Tenemos que confesar que durante su tiempo de actuación, que se nos pasó volando, no tomamos muchas notas, nos centramos en disfrutarla y dejarnos llevar por esas atmósferas densas y oscuras que crea Trepàt para luego hacerte salir de ellas a golpe de gritos y guitarrazos. Nuestro balance: una gran actuación que esperamos no tardemos mucho en volver a disfrutar.

_MG_8872

Tras la actuación de Trepàt, se dio a conocer el fallo del jurado respecto al Concurso de Jóvenes Valores Andrés Reyes, otorgándole antes un reconocimiento en memoria de Andrés a su hermano, que fue muy aplaudido por el público. La banda ganadora, y que por tanto abrirá en 2020 la jornada del sábado de Pulpop Festival, fue Doctor Lobo.

Cala Vento fue el grupo encargado de cerrar la noche, abriendo su tiempo de actuación con “La comunidad”. La respuesta del público fue la entrega total desde el principio hasta que abandonaron el escenario. El dúo barcelonés centró su repertorio en su disco más reciente, Balanceo (Montgrí, 2019), sonando temas como “Do de pecho” o “Solo ante el peligro”. Pero, como era de esperar, también tuvieron a bien incluir algunos temas de trabajos anteriores como “Hay que arrimar” o “Isabella Cantó”, uno de los más coreados y bailados por el público.

_MG_8926

Con “Unos poco y otros tanto” pusieron el broche a su actuación, y a pesar de que hubo bastante gente que pidió más, las luces se encendieron y el público comenzó a salir del recinto. Nosotros fuimos a saludar a unos amigos y después, cuando el grueso de la gente hubo abandonado el coso, emprendimos la retirada para descansar y volver al día siguiente con fuerzas renovadas.
Tenemos que confesar que disfrutamos de la jornada, pero también queremos decir que el sonido es otro de los asuntos que vimos flojear en esta edición; no sabemos si por falta de potencia o qué, pero según donde te ubicaras, resultaba complicado incluso entender las letras de las canciones.

Galería de fotos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s