Madrid se llena de música y sonrisas (Operation Smile, Sala Penélope – 26.09.2015)

Pocas formas mejores hay de disfrutar de la música que sabiendo que, además, estás contribuyendo a una buena causa. Y la que el pasado sábado nos reunió a todos en la Sala Penélope era de las muy buenas. La cita prometía traer y llevar sonrisas, sirviendo de bandera para Operation Smile y los niños con labio leporino por los que lucha la organización, y para ello traía un cartel de lujo, con tres bandas de las que siempre es un placer disfrutar en directo y que prometían casi tres horas de mucha y muy buena música.

Para redondearlo todo, la tarde servía también como presentación de una nueva edición de Granapop, la sexta ya del festival granadino, que este año se celebrará el 21 de Noviembre en la Sala El Tren.

Con tanto a su favor, en los primeros minutos en la sala nos sorprendía que la afluencia parecía ser algo escasa. Iría mejorando según avanzaba la tarde, pero nos iba a dejar un poco tristes comprobar que una cita que merecía una sala a reventar no llegase a colgar el cartel de entradas agotadas.

Cuando faltaba poco más de un cuarto de hora para las nueve de la noche, Davile, Dani y Cárdenas –o lo que es lo mismo, Matellán– eran los encargados de dar el pistoletazo de salida a la fiesta a ritmo de “Nubes sintéticas”. Muy elegantes –“Hoy hemos venido a lo Reservoir dogs,” diría Davile- iban a compartir con el respetable apenas ocho temas, con Calidociclo -único largo de la formación hasta la fecha- como eje central. Así, justo después sonaba “Shalma tiene un plan” antes de que el trío se saliese por única vez del repertorio propio. “No somos muy de hacer versiones,” decía Davile antes de rendir su particular homenaje a Hal9000 dedicándoles a él y la familiar Pirata su versión de “La sal”.

Cárdenas cambiaba entonces guitarra por ukelele y con “Un atlas” y “Los dirigibles” se acordaban también de Eólica tú, el EP que en 2012 sirvió como carta de presentación para la nueva andadura de Davile. Entre medias se habían colado “Rubik”, los primeros coros –tímidos- de la tarde y la amenaza de que, fieles a sus costumbres, igual terminaban bajándose a tocar entre nosotros. Para cumplirla, nada mejor que una de las más coreadas, una “Enérgica” con la que anunciaban que se acercaba la despedida y que se fue alargando con una muy buena respuesta del público.

En algo que se iría repitiendo a lo largo de la noche, la última canción de Matellán sirvió también de introducción para la siguiente banda. “Un mundo contigo” se convertía en la transición lógica, con María Blanco (Mäbu) dándole la réplica a Davile, igual que en la versión de estudio, y generando los minutos más divertidos en lo que iba de tarde.

Con el fin de la primera actuación, era Elena Rosillo la que cogía el micrófono para recordarnos a todos para qué y por quién estábamos allí y para darnos las gracias por volcarnos para apoyar la causa. Abandonaba rauda el escenario y no pasaban más de un par de minutos hasta que María y Txarlie, Mäbu, tomaban el relevo y se presentaban ante el respetable con “Bienvenido al Norte”.

Solos con sus guitarras, volvían a dejar claro que los proyectos sólidos no necesitan de mucho más. Intentaban jugar en su contra algún problema con los monitores y un incesante murmullo –aunque menos intenso que la última vez que les habíamos visto, cerrando un nuevo ciclo de los Victoria Acoustic Concerts-. Pero se quedaba en intento. A nuestro alrededor eran muchos los que les acompañaban mientras ellos iban de “Memoria” a “Buenos días” y eran más aún los que empezaban a elevar la voz para cantar con ellos “A solas”.  María nos agradecía eso y el apoyo a la causa justo después, dedicándonos una versión muy emotiva del bolero “Espérame en el cielo”.

Tras “Caimán” anunciaban que se les estaba acabando el tiempo y el “¡No!” que surgió inmediatamente del público fue muy sonoro. “Uy, qué guay ha sido eso,” contestaba una sonriente María antes de atacar “Cara triste”. Quedaba todavía más de lo que pensábamos y, además, de nivel. Porque seguía una de nuestras favoritas, “De negro y amarillo”. Y, claro, no nos quedó más remedio que seguir cantando. Con esa y con “Paralelo”.

Llegados a ese punto, ya sí que sólo quedaba una. Pero, de nuevo, venía con sorpresa. Porque volvía a encaminarse la transición y esta vez eran Leonor Watling, Alejandro Pelayo y Javi Peña los que se sumaban a la fiesta y compartían con los chicos de Mäbu “Quédate a dormir”. Y las voces fluían y encajaban de forma natural, llevadas por un ritmo casi hipnótico. La noche seguía funcionando muy bien.

Esta vez ya no hubo pausas; Alejandro, Leonor y Javi se quedaban directamente en el escenario y, sin darnos tiempo casi ni a pestañear, se metían de lleno en el repertorio que Marlango traía preparado para la ocasión, con “Puede” una noche más, como la elegida para romper el hielo. Quizá porque no había mucho tiempo que perder, “Dame la razón” sonó seguida y dejó claro que el público tenía bastantes ganas de cantar.

Le llegaba entonces el turno a “Todo es tan importante” y un primer intento de Leonor de presentarnos la canción. Aunque menos perceptible que en los primeros compases de la tarde, el murmullo seguía presente en la sala y a la voz de Marlango iba a terminar por darle mucho juego. “Perdón. Yo no os quiero interrumpir; que igual estáis hablando de cosas súper importantes. Cinco segundos y termino,” decía, mientras intentaba contarnos lo absurdo que es que estemos perdiendo la percepción de la importancia real que tienen –o no- muchas cosas.

Dos versiones que ya empiezan a ser habituales, “When I’m sixty four” –que, aunque nos guste más cuando la comparten con Jacobo Serra, sigue resultando igual de divertida- y “Via con me”, seguían antes de que, una noche más, pidiesen ayuda con los silbidos de su “Pequeño vals” en medio de algún chiste más sobre el incesante rumor.

“Tengo una teoría,” decía poco después Leonor. “Creo que no estáis hablando de nada importante; que lo que queréis es pillar. ¡Hablad!” seguía, entre las risas de la mayoría. “Si esto va a acabar en la cama… ¡Bien!” Y contaba que la canción que seguía, “De madrugada” habla justo de eso.

Aunque a la noche empezaba a quedarle menos de lo que nos habría gustado, todavía nos esperaban unos cuantos minutos muy intensos. Después de “Hold me tight” llegó seguramente el momento en el que más cantamos todos y “Si yo fuera otra” terminó convertida en un auténtico esfuerzo colectivo, mientras Leonor no paraba de cruzar el escenario de lado a lado.

Unos nuevos silbidos, esta vez para acompañar “Lo que sueñas vuela”, llegaban justo antes de que se cerrase el círculo. Ésta vez era a Davile Matellán al que le tocaba regresar a las tablas –con una sonrisa que no le cabía en la cara y que le acompañó toda la canción- para compartir con los chicos de Marlango “No mires a los ojos de la gente”.

Sólo había una forma posible de ponerle la guinda a una noche así, así que terminado el tema de Golpes Bajos, Leonor llamaba al escenario a María y a Txarlie y, mientras miraba de reojo a los del murmullo -“Dejadlo ya, chicos; si aún no lo habéis cerrado ya no hay nada que hacer”-, anunciaba que, para despedirse, habían preparado todos juntos una canción de Diego Vasallo .

Y así, de la mejor manera, con un escenario lleno de música y sonrisas, sellaban el cierre a una noche de esas que deberían repetirse mucho más.

Álbum de fotos

Operation Smile – Presentación Granapop 2015 (Madrid, Sala Penélope – 26.09.2015)

Matellán
Nubes sintéticas – Shalma tiene un plan – La sal – Un atlas – Rubik – Los dirigibles – Enérgica – Un mundo contigo

Mäbu
Bienvenido al norte – Memoria – Buenos días – A solas – Espérame en el cielo – Caimán – Cara triste – De negro y amarillo – Paralelo – Quédate a dormir

Marlango
Puede – Dame la razón – Todo es tan importante – When I’m sixty four – Via con me – Pequeño Vals – De madrugada – Hold me tight – Si yo fuera otra – Lo que sueñas vuela – No mires a los ojos de la gente – Donde cruza la frontera

Anuncios

Un comentario en “Madrid se llena de música y sonrisas (Operation Smile, Sala Penélope – 26.09.2015)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s