Kakkmaddafakka, el 2×1: gran concierto y lección de geografía (Madchester Club, 19.11.2016)

Cuando se anunció la posibilidad de que Kakkmaddafakka visitase el almeriense Madchester Club gracias al quinto aniversario del Budweiser Live Circuit nos pareció una posibilidad que el público almeriense no iba a dejar escapar. Y no nos equivocamos, Almería fue la tercera provincia -después de Madrid y Barcelona-  en logar el objetivo para que los noruegos hicieran parada en esta gira de celebración.

_mg_4923

Dado el tirón de la banda por estas latitudes, estábamos convencidos de que una vez más se colgaría el no hay billetes en el MAD Club. No nos equivocamos. Conocedores de lo exaltado del público habitual de la banda, esta vez optamos por quedarnos en la retaguardia, así que llegamos a _mg_4915la sala justo a la hora programada como apertura de puertas. Tras una corta espera, accedimos a la sala y tomamos posiciones junto a la barra, lejos del bullicio de las primeras filas.

A falta de 10 minutos para la medianoche y con el himno de la UEFA Champions League de fondo, los chicos de Kakkmaddafakka se abrían paso entre la gente para llegar al escenario. Repletos de energía, abrieron su actuación con “Touching” ante un público totalmente a su merced, que contestaba a cada insinuación o petición de la banda.

Los noruegos fueron ofreciendo tema tras tema, sonando realmente bien, pero ofreciendo un directo potente y eléctrico, lejos del formato “calmado” que se anunciaba en algunos medios. Así sonaron temas como “Someone new”, “Young” o “Change”. Tras “Lilac” dijeron que “la norma número uno es que las bandas que sólo tocan temas nuevos son aburridas, por eso cada dos temas nuevos tiene que venir uno renacido” y se lanzaron con “Is she?”.

Unos cuantos temas más tarde, y con un público _mg_4933totalmente a su merced, dieron las gracias por haberles traído a una ciudad de la que no
conocían su existencia y comprobar que estaba llena de “motherfuckers”, a lo que el público respondió con un sonoro grito acompañado de un aplauso. Con “Restless” llegamos casi a la una de la madrugada, cuando anunciaron que en aquella parte del show normalmente salían del escenario y volvían, pero dado lo complicado que era en la sala, pidieron que nos lo imaginásemos y pidiéramos más Kakkmaddafakka.

Con gritos pidiendo más Kakkmaddafakka y la banda asintiendo desde el escenario, alentando a gritar más a un público más que exaltado, dieron comienzo los bises. Para este tramo dejaron temas como “Young you” o “Forever alone”. Se despidieron definitivamente con “Dro so”, dejando atrás otra noche memorable más entre las paredes del Madchester Club.

Album de fotos (pincha en la imagen inferior)

_mg_4938

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s