Amaral en diez canciones

Hace poco más de una semana, Amaral estrenaba el primer adelanto del que será ya el octavo álbum de estudio de la banda. Con “Mares igual que tú”, Eva y Juan servían el aperitivo de Salto al color, que llegará el 6 de septiembre, y que se plantea como un disco de contraste con los sonidos más oscuros de trabajos anteriores y, especialmente del más reciente Nocturnal.

Confesaremos que a nosotros “Mares igual que tú” nos ha dejado bastante descolocados y, por primera vez en mucho tiempo -o incluso por primera vez sin más-, no hemos sentido la necesidad de escuchar en bucle el adelanto de los maños.

Nos ha servido de excusa, eso sí, para repasar toda su discografía y plantear este humilde tributo erizo, eligiendo las que para nosotros son las 10 mejores canciones de Amaral. Para no volvernos locos intentando escoger entre los cerca de 100 temas del grupo, no lo hemos planteado así: hemos identificado la que es, en nuestra humilde opinión, la mejor canción de cada disco y nos hemos permitido tres bonus tracks adicionales. Y, aunque la objetividad es un reto imposible, hemos intentado no dejarnos influir por nuestras predilecciones salvo en los bonus.

Así que, si os apetece, os invitamos a redescubrir con nosotros los 20 años de carrera de Amaral a través de algunas de sus grandes joyas.

Amaral (Virgin, 1998)

La elegida: Tardes

Las que nos hicieron dudar: Un día más, Mercado negro

Ha sido, sorprendentemente, la elección más difícil. Quién sabe si porque lleva muchos años siendo parte de nuestra banda sonora o porque aún hoy sigue estando entre nuestros favoritos, pero ni la memoria ni un par de escuchas han ayudado mucho. En nuestra brevísima discusión eriza para consensuar la lista, este disco es el único que generó dudas consistentes -salió la frase de ‘Dudo entre medio disco’-. Pero tras varias candidatas e incluso una fuerte tentación con canciones como ‘Dile a la rabia’, al final elegimos ‘Tardes’, de la que los maños han publicado hasta 4 versiones diferentes de estudio -2 cantadas por Eva y otras tantas con Juan a la voz-, y nos hemos quedado en concreto con la versión que Juan interpretaba en directo durante la gira de Pájaros en la cabeza y en la que Eva solía abandonar su sitio al frente del escenario para acompañarle a la batería.

Una pequeña parte del mundo (Virgin, 2000)

La elegida: Siento que te extraño

Las que nos hicieron dudar: -.

Aquí no había duda posible. El tema que Eva dedicó, igual que el resto del álbum, a la memoria de su padre -fallecido poco antes de la publicación del primer disco- es para nosotros una de las grandes joyas de Amaral. Un tema que durante muchos años no tocaron en directo porque –como confesaría Eva en el apoteósico fin de gira de Gato Negro, Dragón Rojo en el madrileño Circo Price– a la maña le dolía cantarlo y que quien escribe estas líneas escuchó por primera vez en directo una tarde de noviembre, en un concierto que aún recuerdo como tremendamente especial.

Estrella de Mar (Virgin, 2002)

La elegida: En sólo un segundo

Las que nos hicieron dudar: –

A finales de 2001, Amaral lanzaba ‘Sin ti no soy nada’ como adelanto del que, un par de meses después, se convertiría en su tercer disco de estudio y en el claro punto de inflexión de la carrera de los maños. Encerrados con Cameron Jenkins en el estudio de grabación en Londres, no fueron conscientes de la magnitud que podían tomar las cosas hasta que, en el concierto Principales solidarios 2001, interpretaron la canción en directo por primera vez. A partir de ahí, ya no hubo freno y el disco enlazó hit tras hit -hasta seis singles se lanzaron-. La gran joya de la corona, con sus 8 minutos y su corte más oscuro, no era demasiado apta para las radiofórmulas y se escondía, además, al final del disco. Para mí, personalmente, fue LA CANCIÓN, la que, en mi primera vez en directo con los maños, me confirmó que la voz de Eva no era normal -aún recuerdo que mi gran duda entonces era comprobar si eran capaces de reproducirla en directo, especialmente a nivel vocal-.

Pájaros en la cabeza (EMI, 2005)

La elegida: No soy como tú

Las que nos hicieron dudar: Esta madrugada, Revolución

En realidad, también en este caso hemos dudado poco. Tras el éxito arrollador de Estrella de Mar, Eva y Juan volvían a repetir grabación en Londres con Cameron Jenkins a los mandos -e iban dejando para la posteridad un interesante diario de grabación en el Heraldo de Aragón- y entre los catorce temas elegidos, recuperaban una canción de sus primeras maquetas. Lo hacían, además, a lo grande, con la colaboración de lujo de Enrique Morente -que, lamentablemente nunca se llegó a dar en directo-.

Gato Negro, Dragón Rojo (EMI, 2008)

La elegida: Concorde

Las que nos hicieron dudar: –

Más de tres años después de Pájaros en la Cabeza, Eva y Juan volvían con nuevo disco en mayo de 2008. Era su proyecto más ambicioso hasta la fecha; un doble álbum con 19 canciones que, además de incluir la primera canción cantada por Juan –‘Es sólo una canción’-, otro vistazo al pasado -con ‘Biarritz’, compuesta por Aguirre en su etapa en Días de vino y rosas- y el primer flirteo instrumental –‘Dragón rojo’-, traía varias colaboraciones de amigos músicos -Xoel López, en ‘Las Puertas del Infierno’/’Deprisa’, Iván y Amaro Ferreiro en ‘Deprisa’ y una versión de ‘El artista del alambre’, con Rubén y Leiva de Pereza que nunca vio la luz- y un lujo -las guitarras de Peter Buck, de R.E.M., en ‘Doce palabras’-. Pero, una vez más, la gran joya se quedaba para el final, con una ‘Concorde’ llena de rabia, en la que los maños huían de grandes arreglos y alardes vocales, y optaban por una producción más desnuda y una voz, por momentos desgarrada, que iba del susurro al grito.

Hacia lo salvaje (Gatorama Music / Discos Ántartida, 2011)

La elegida: Olvido

Las que nos hicieron dudar: Riazor, Hacia lo salvaje, Hoy es el principio del final

En esta reescucha que hemos hecho de la discografía de los maños, Hacia lo salvaje fue el primer disco en sonar y nos sirvió para confirmar que, si no es su mejor trabajo hasta la fecha, poco le falta. Un álbum para el que Juan y Eva fueron rodando bastantes canciones a lo largo de 2010 en conciertos acústicos por distintas ciudades de España. No todas aquellas canciones entraron en el disco -se quedaron por el camino temas como ‘La ciudad maldita’, ‘Juguetes rotos’ o ‘Noche de cuchillos’- pero sí lo haría la que, a la postre, acabó dando título al largo, una ‘Hacia lo salvaje’ que sonó por primera vez en un homenaje a Labordeta, en el verano del 2010. ‘Olvido’, dedicada a la memoria de la madre de Eva, no la descubrimos hasta la publicación del álbum, más de un año después, pero destacó desde las primeras escuchas con la que para nosotros es una de las mejores letras de Amaral. La versión elegida se grabó en la Sala El Sol, en el invierno de 2013, durante un concierto benéfico a favor de Leaozinho -el proyecto apadrinado por Ángel Carmona que pretende acercar la música a los chavales de zonas desfavorecidas- en el que Eva dejó claro que no hay gripe que la frené –y que os contamos en su día aquí-.

Nocturnal (Discos Antártida, 2015)

La elegida: En el tiempo equivocado

Las que nos hicieron dudar: Nadie nos recordará

Tras lanzar en la primavera de 2014 ‘Ratonera’ -que al final se quedaría fuera del disco- y presentar en directo aquel mismo año ‘Unas veces se gana y otras se pierde’, ‘Llévame muy lejos’ se convertiría en el primer adelanto oficial del séptimo disco de estudio de Amaral, que no llegaría hasta octubre de 2015. Eva y Juan contaban que el disco les había llevado a sonidos más oscuros y que en él tenían cabida todo tipo de sonidos -de canciones como ‘Nocturnal’, muy cercanas al sonido Amaral más ‘clásico’, hasta los ritmos bailables de ‘Chatarra’ o ‘Lo que nos mantiene unidos’ y el viraje más oscuro de una vieja conocida, ‘Noche de cuchillos’-. En los primeros directos ya se pudo comprobar que ‘Nadie nos recordará’ se había ganado rápido el favor del público -y se convertiría en la canción de cierre durante la gira- aunque otra de las grandes letras del dúo es la que hacía sobresalir un tema por encima del resto, este ‘En el tiempo equivocado’, que, además, luciría inmejorable en el tradicional concierto de reyes de la Banda Sinfónica de Madrid.

Los bonus

Hasta ahora, hemos intentado que prevalezca una cierta objetividad -si es que eso es posible cuando se habla del arte en cualquiera de sus formas- en nuestras elecciones, pero os adelantamos que en los bonus hemos tirado claramente de tripas. Estas tres elegidas tal vez no entrarían en una selección ultra purista de ‘lo mejor de’, pero nosotros somos incapaces de concebir la música de Amaral sin ellas.

No sé qué hacer con mi vida (Amaral, 1998)

No sabríamos decir qué es exactamente lo que hace que esta canción, escrita por Juan e incluida allá por 1992 en la primera maqueta del grupo, sea nuestra clara favorita, pero por más que pasen los años, ninguna consigue quitarle ese sitio. Nos acompaña hace casi dos décadas y la hemos escuchado en muchas versiones, desde -otra vez- aquella tarde de noviembre en El Sol hasta el cierre de gira de Nocturnal en el Wizink Center. Nuestra favorita, sin embargo, es la que tocaban Eva, Juan y el resto de la banda en formato acústico, en el tramo central de los conciertos de Gato Negro, Dragón Rojo -para nosotros, la mejor gira y la mejor banda de directo de Amaral hasta la fecha-. Como curiosidad, la insistencia de los fans consiguió que reapareciese en los directos en el tramo final de la gira de Pájaros en la Cabeza y desde entonces suele ser una de las fijas en el setlist de los maños.

El mundo al revés (Una pequeña parte del mundo, 2000)

Con una letra evocadora y una genial coda final, ésta es para nosotros una de las claras ‘joyas ocultas’ de la discografía de Amaral, de esas que el gran público tiende a desconocer, pero de la que muchos no prescindiríamos nunca. “¿Por qué habéis tardado tanto en recuperar esta canción?,” le gritaba alguien desde el público a Eva y Juan una noche de Reyes en el Café La Palma.

Hoy es el principio del final (Hacia lo Salvaje, 2011)

Desde las primeras escuchas, esta canción entro en nuestro pódium particular de Hacia lo salvaje. Por su sonido, su letra y esa estructura que, aunque repite algunas frases, no tiene un claro estribillo en el sentido más clásico. Uno de los grandes momentos siempre en una gira que, confesaremos, a nosotros nos resultó algo descafeinada tras la de Gato Negro, Dragón Rojo, y en la que los mejores conciertos los disfrutamos en acústico.

Anuncios

Un comentario en “Amaral en diez canciones

  1. Pingback: Tapeando 62, rosquillas, despedidas y algunas tapas reguleras | Tapeando Radio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s